Algunos escritos

 

La Biblia y el Calefón (Rechazo de una distinción)

Volver a Algunos escritos Cuando el 28 de octubre pasado recibí una carta de la FAF, mi primer pensamiento antes de abrirla fue `habrán tomado por fin la sana decisión de echarme como jurado?`...    

La Biblia y el Calefón (Rechazo de una distinción) 

Cuando el 28 de octubre pasado recibí una carta de la FAF, mi primer pensamiento antes de abrirla fue "habrán tomado por fin la sana decisión de echarme como jurado?"... 

Grande fue mi sorpresa cuando, luego de abrir el sobre vi que la Federación Argentina de Fotografía había resuelto distinguirme junto a otros pares por "...su trayectoria en el ámbito de la fotografía y por contribuir en la fomentación de este arte.”, y se me invitaba a recibir el reconocimiento en un acto a celebrarse en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires el viernes 13 de noviembre. 

Mi sorpresa aumentó cuando un viejo y reconocido fotógrafo (con muchos más méritos que yo para ser distinguido) me llamó para preguntarme si sabía de qué se trataba esto de la FAF, ya que él también había recibido la misma carta. Como no lo sabía, quede en averiguarlo. 

Muy poco pude averiguar: 30 fotógrafos iban a ser distinguidos en el acto, nunca se difundió una lista de los mismos, los medios de prensa tampoco fueron invitados ni informados del evento. 

En una inauguración realizada días antes, a la que concurrieron muchos viejos amigos, fui llenando la lista de los nominados con una docena de nombres que también habían recibido la carta, todos ellos fotógrafos y jurados con más de 20 años de actuación en el fotoclubismo argentino. 

Bueno, llegó el viernes 13. 
Viernes 13 !!! ¿será cierto lo de los Caballeros Templarios y la Santa Inquisición?
-Ver link

Numerosos Caballeros Templarios llegaron con sus armaduras (algunas oxidadas por el paso de los años) al Salón Montevideo de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y allí se mezclaron con el público presente y con algunos miembros ocultos de la Santa Inquisición… queda a criterio de cada lector decidir quién es quién en esta historia… 

Comienza el acto con la proyección de un audiovisual que (por fin) devela los nombres de los distinguidos, junto a unas líneas de su actuación y un par de sus fotos. 

Confiando en mi memoria (ya que nunca se distribuyó una lista), ellos son: Jorge Blanco, Amleto Bocci, Pedro Borci, Aldo Bosco, Horacio Calvo, Carolina Elkin, Humberto Farro, Edued García, Mario Giúdice, Eduardo Gómez, Juan Gómez, Miguel Grecco, Norberto Gullari, Osvaldo Jorgensen, Roberto Kuper, Ricardo López, Jorge Martín, Eduardo Mendaña, Daniel Mercado, Norberto Merello, Carlos Milanesi, Luis Morilla, Hildebrando Nesci, Federico Pérez, Norberto Righetti, Walter Rodriguez, Rogelio Rozas, Ernesto Sijerckovich, Aníbal Uslenghi, Ramón Verdú… y me olvido de uno. 

Ahí fue cuando se me produjo un crack, entre tantos nombres de tantos caballeros, había dos (2) que a nuestro humilde criterio no deberían haber estado ahí… dos fotógrafos que (al margen de no tener una larga trayectoria) habían formado parte activa del Comité Central FAF anterior al actual. 

El mismo CC que había pedido el “cese” de un medio de prensa, el mismo CC que dejó vacío el stand otorgado (y previamente aceptado) en Expoimagen 2007, el mismo CC que recibió una carta firmada por varios fotoclubes exigiéndoles la renuncia. 
Esos mismos dos fotógrafos habían sido denunciados anteriormente por su participación en el concurso “Rompiendo Barreras” (auspiciado y juzgado por la FAF), y por presentar un domicilio en Capital (como lo exigía ese concurso) cuando ambos viven en provincia. Denuncia que fue desestimada por el mismo CC del que ellos formaban parte. 
Esos mismos dos fotógrafos habían recibido una “condena moral” de parte de una Asamblea FAF y, posteriormente fueron sancionados por el actual Comité Central… que hoy los distinguía… (Ver nota “Amigos son los amigos” )

Fue ante este absurdo que decidí retirarme del recinto sin recibir la “distinción”, ya que, consideré que aceptarla equivaldría, fácticamente, a otorgar un blanqueo a quienes considero que deberían ser sancionados y no distinguidos. 
-Ver carta a la FAF de rechazo de la distinción-


No sé porqué, entre tantos Caballeros Templarios y algunos miembros ocultos de la Santa Inquisición, recordé a Discepolo y su tango “Cambalache”… 

Humberto Farro

Texto publicado en www.fotorevista.com.ar el 15/11/2009.

  Vista 1917 veces.  
 

Comentarios recibidos (0)

  
Aquí puedes dejar un comentario: Nombre y Apellido: e-mail (no será publicado): Comentario: Codigo de Seguridad*:
Debes copiar las dos palabras que aparecen en el recuadro.